Cuando era pequeñita, en una carta a los Reyes Magos, pedí una muñeca de piel negra en vez de una de piel blanca. Puede parecer una tontería, pero en ese momento fue donde quizás empezó mi maravillosa historia con el continente africano. Siempre había tenido esa motivación de encontrarme con una cultura diferente para saber

Llevaba muchísimo tiempo queriendo hacer un voluntariado. Era una de mis asignaturas pendientes. Nunca encontraba el momento para hacerlo. Así que decidí que de este año no podía pasar y aproveché dos semanas que me dieron de vacaciones en febrero para coger la mochila y emprender la aventura.  Me apetecía una cultura animada, donde se

María lo tiene claro. Cuando le pedimos que nos de un titular sobre su experiencia de voluntariado en África, sin dudarlo ni un segundo responde “África me ha cambiado la vida”. Maestra de profesión, decidió hace 3 meses retarse y saber, de primera mano, si sería capaz de aportar algo bueno en la escuela de

¿Te imaginas vivir durante 3 meses en otro continente, disfrutar de un nuevo destino, conocer una nueva cultura, compartir tu tiempo con locales, convivir con voluntarios de muy distintas partes del mundo, practicar idiomas, poner sobre la mesa lo aprendido durante la carrera y lo más importante, ayudar en el desarrollo de comunidades, todo en