Me llamo Araceli y soy maestra. Cuando nació mi hija Mar sólo pesó 900 gramos. En el momento de tenerla prometí que, en un futuro aproximado de 4 años, realizaría alguna actividad de voluntariado. Ahora es una niña sana y fuerte. Recientemente he vuelto de mi voluntariado solidario de Vietnam con Cooperatour, una experiencia muy