Viajar en la era post Covid

Viajar, aquello que solíamos hacer en nuestro tiempo libre. Lo que nos llevaba a conocer lugares remotos y a cruzar fronteras, con el único miedo de no llevar suficientes calcetines en la maleta. Aquello de conocer y estrechar lazos con gente local y visitar tantos sitios como nos permitieran las agujas del reloj. Lo antagónico al distanciamiento social, la antítesis del confinamiento. ¿Alguien se acuerda?

Es de lo más natural sentir nostalgia, después de la que está cayendo, hasta las colas en los aeropuertos y las pérdidas de equipaje nos parecen entrañables. Queremos que nos devuelvan la comida de avión, los llantos de los niños en los vuelos transoceánicos, las discusiones por las vistas con el recepcionista del hotel. ¿Cuándo podremos volver a viajar? ¿Cómo serán los viajes en la caprichosa nueva normalidad?

Estas dos preguntas resuenan como una canción de Schranz en las cabezas de turoperadores, compañías aéreas, hoteleros, y otros trabajadores vinculados al turismo. Para intentar despejar dudas y arrojar cierta luz en lo que parece un túnel sin salida, os compartimos algunas reflexiones que Tony Wheeler, padre de las inmortales guías de viaje Lonely Planet, concedió en una entrevista con un periódico local.

viajar post covidBajo su punto de vista, la pandemia cambiará sin duda nuestra forma de viajar. A pesar de estar convencido de que el turismo resurgirá, como lo ha hecho después de cada crisis, sugiere que es un buen momento para reflexionar hasta donde nos han llevado los vientos del turismo desenfrenado.

Con la pandemia, reflexiona, muchos países se han dado cuenta que tenían un problema con el turismo, derivado de un exceso de visitantes y una barra libre de licencias para cualquiera que estuviera dispuesto a pagarlas. Algunos ejemplos son las ciudades de Barcelona, Venecia o Hong Kong. Donde la cantidad de turistas llegó a romper el equilibrio entre la vida local y el día a día de los turistas.

Para intentar ponerle freno a esta situación, Wheeler sugiere concienciarnos de que viajar es un privilegio. Desde su punto de vista, el hecho de viajar se llegó a banalizar demasiado. No puede ser que un viernes cualquiera podamos coger un avión para ir a donde queramos simplemente porque nos apetece. Este concepto nos ha distanciado de valores tan importantes como el turismo responsable y la sostenibilidad. Tanto a nivel medioambiental como social. Hay que intentar revertir el impacto negativo que el turismo en masa genera en el territorio. Para ello, recomienda empezar a visitar destinos alternativos aún por explotar, con mucho potencial y con muchas ganas de recibir turistas.

Por otro lado, está convencido de que volveremos a viajar pronto, pero posiblemente con un documento o pasaporte sanitario que muestre el historial de PCRs en los que nos hayamos sometido. Aunque cueste mentalizarnos, asegura que las cuarentenas, test y burocracia a la hora de viajar han venido para quedarse, por lo menos hasta principios del 2022.

No os desaniméis. A pesar de las no demasiado alentadoras noticias, en Cooperatour seguimos viajando a zonas seguras, con todas las medidas de precaución. ¡Contacta con nosotros y te informaremos acerca de los destinos disponibles!

Comentarios

Deja una respuesta