¿Quieres hacer un voluntariado en una tribu Masái?

Los Masái son, probablemente, la tribu más conocida de la África oriental. Con un pueblo estimado de unas 880.000 personas, viven en el norte de Tanzania y el sur de Kenia. Su idioma es el maa, aunque muchos también hablan suajili e inglés, y son conocidos por su estilo de vida nómada, su código de vestimenta de tonos rojizos, sus grandes dilataciones, sus joyas y sus tradiciones singulares. 

Asimismo, tienen una forma de vida muy tradicional, con la mayoría de los miembros viviendo en el mismo complejo familiar. Antiguamente, utilizaban su ganado como método de transporte. Hoy en día, es su principal fuente de riqueza, además de ser su principal sustento alimenticio, ya que de él consiguen extraer la leche, la carne y la sangre.

Las casas de los Masái se llaman manyattas. Son edificaciones circulares que están construidas a base de ladrillos hechos de barro, ramas, paja y heces de animales, materiales utilizados con el fin de conseguir que las paredes sean resistentes e impermeables. Tampoco suelen tener ventanas, aunque sí disponen de pequeños agujeros para que circule el aire.

Para ellos, el hecho de poseer muchos animales es un símbolo de poder y riqueza. Consideran que son propietarios de todos los animales del mundo, cosa que también cobra importancia a la hora de contraer matrimonio, ya que la dote se materializa en cabras, vacas u ovejas. 

El origen de su devoción por los animales

El origen de esta creencia procede de una leyenda antigua en la que Enkai, el dios de la tribu Masái, engendró a tres hijos que fueron los padres de tres tribus muy importantes de África: los Kikuya, los Kamba y los Masái.

Enkai hizo escoger a cada hijo un objeto para regalárselo. El representante de la tribu Kikuya escogió una azada, así que su padre le enseñó a cultivar las tierras fértiles. El segundo, de la tribu Kamba, eligió un arco de madera, por lo que Enkai le enseñó a cazar. Y, por último, el tercero en discordia y primer Masái llamado Natero Kop, conocedor del amor que tenía su padre por los animales y la tierra, escogió una larga vara de madera para poder ser su pastor. Enkai, a modo de agradecimiento, le otorgó todos los rebaños del planeta y le encomendó la labor de cuidarlos y protegerlos.

Los Masái consideran a la vaca como un animal sagrado, del mismo modo que la hierba y la tierra donde pastorean, ya que también van relacionadas con ellas. 

El rol de la mujer y el matrimonio

Como suele ser habitual en todas las tribus africanas, la poligamia es una práctica habitual en la tribu Masái. En general, los matrimonios están convenidos por los padres desde la niñez de las mujeres. Son ellos los que eligen al yerno (niño) según la cantidad de animales que tenga en su posesión la familia.

Las mujeres son las encargadas de todo aquello que va relacionado con la vida cotidiana del pueblo. Construyen las manyattas, cuidan de la familia, se encargan de la limpieza y el mantenimiento de la casa, preparan la comida y hacen sus ornamentos y artesanías. Sin embargo, la mayoría de ellas vive una vida de pobreza y opresión cultural. El hombre lleva el control y sustenta todos los roles de liderazgo. 

La principal fuente de ingresos de las mujeres Masái es la venta de joyas tradicionales. Debido a su falta de educación, no tienen una forma sistemática de proteger financieramente sus propios intereses económicos. 

Cooperatour y las tribus Masái

En Cooperatour contamos con programas de apoyo a las mujeres Masái de Tanzania. Con tu participación, colaborarás a que las mujeres realicen actividades generadoras de ingresos para cubrir los costes de manutención de sus hijos, como bolígrafos, cuadernos, alimentos y seguridad. Además, podrás ayudarlas a contribuir al desarrollo de la comunidad a través de su participación activa y movilizarlas o alentarlas a inscribir a sus hijos en las escuelas y evitar el matrimonio precoz.

En definitiva, asesorarás a las mujeres para que tomen decisiones financieras informadas a través de un intercambio de información mutuamente beneficioso. Las ayudarás a que puedan empezar sus negocios o a que estos prosperen, pudiendo conocer también su forma de vida. 

Por otra parte, también puedes participar en programas de inmersión cultural en la tribu Masái para conocer sus tradiciones y costumbres. A través este programa de voluntariado, tendrás la oportunidad de alojarte en una aldea con una familia Masái para ver en primera persona cómo viven y participar en sus tareas diarias. Las tareas siempre están divididas: los hombres suelen cuidar o vender el ganado de la tribu, mientras que las mujeres participan en el ordeño, la cocina, la búsqueda de leña y el cuidado de los bebés.

Más información

Quiero solicitar información sobre los proyectos
He leído y acepto la Política de Privacidad

Comentarios

Deja una respuesta