Descubre Sri Lanka con los 5 sentidos

Pensar en cómo invertir los días de vacaciones este verano es dedicar tiempo a saber cómo gestionas tu vida y tu tiempo libre. Una opción muy interesante es participar en un programa de voluntariado en Sri Lanka. Una isla llena de magia que atrae a miles de personas cada año y que tú puedes convertirla en un lugar aún más bonito.

Sri Lanka es un lugar que, el que lo visita, lo recuerda para siempre. Puede que creas que es debido a los paisajes o a las playas, pero en realidad lo más impresionante de Sri Lanka son las personas que viven en ella.

Para acercarte realmente a ellos, lo mejor que puedes hacer es un viaje de voluntariado: una de las formas más impresionantes de viajar. Adentrarte Sri Lanka, el país que llaman de “los mil nombres” es vivir una experiencia de inmersión absoluta en plantaciones de té, de paisajes infinitos y exóticos parajes. Además, de Sri Lanka destaca el silencio y la paz que se respira en muchas de sus zonas más salvajes.

Realizar el voluntariado en Sri Lanka te llevará a conocer variados paisajes de playa, montaña, valles y, sobre todo, una hospitalidad que no tiene fin. Conocerás de primera mano una cultura distinta y única, que ha mantenido su esencia a pesar del paso del tiempo. Además, el voluntariado se realiza en su capital, Colombo, una ciudad con innumerables puntos de interés. También visitarás lugares muy especiales, como Anuradhapura, donde son habituales los tuk tuks, los bueyes invadiendo la carretera, la humedad, los monjes budistas resguardándose en sus paraguas naranjas y los niños bañándose en el río

Los voluntarios podrán disfrutar vivir los talleres de enseñanza y actividades de diversión para los niños, incluyendo tareas de renovación y mantenimiento de las escuelas. Además, se organizarán hay actividades culturales.

Tampoco hay que olvidar muchas de las otras experiencias que pueden vivirse con Cooperatour, como el interesante programa de voluntariado en equipo en Guatemala, una experiencia de sensibilización para poder convivir con otra realidad y observar muy de cerca los verdaderos problemas a los que se enfrentan las familias de una comunidad guatemalteca. Así, se puede mejorar la educación y el tiempo de ocio con los niños del proyecto, acompañándolos en sus estudios y mejorando su autoestima y habilidades sociales.

También se pueden llevar a cabo otras experiencias en lugares diferentes y con objetivos diversos, siempre dependiendo de dónde esté tu foco de interés como voluntario y tus puntos fuertes. La Aventura Solidaria en La India, por ejemplo, se centra en descubrir este fascinante país fascinante de forma responsable al involucrarse en un proyecto social donde se mezcla la solidaridad y la aventura.

Y por último, nuestra Aventura Solidaria en Nepal se consolida también como un programa diseñado para aquellas personas que además de descubrir Nepal, deseen ser incluidas en un proyecto social, donde la espiritualidad, solidaridad, la naturaleza y la aventura son las principales referencias.

Si quieres descubrir cuál es tu viaje solidario, mira otros destinos.

Inscripción

Quiero participar o solicitar información sobre este proyecto





Comentarios

Deja un comentario