UNA EXPERIENCIA ÚNICA E INOLVIDABLE QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA VIVIR.

cumpleaños en HondurasXavier Monfort, Sonia Mestre, Israel Flors y Javier Sos.
Maestros de primaria y secundaria, Castellón de la Plana.
Un mes en La Ceiba (Honduras), en la escuela de la selva y el hogar.
Julio 2010.

Nuestra experiencia ha sido increíble, hemos pasado un mes lleno de momentos únicos con los niños de la escuela de la selva y el hogar y con el resto de voluntarios y personal del proyecto.Queremos destacar la acogida y el cariño de los niños desde el primer día: sus ganas de jugar, de sonreír, de formar parte de nuestras vidas y que formásemos parte de la suyas. También queremos mencionar y agradecer la labor realizada por Cristy (encargada en Honduras) y Meily, las cuales nos han facilitado en todo momento lo necesario y han resuelto las dificultades surgidas durante nuestra estancia.

Sonia en 5 GradoEn la escuela, la formación de los niños más pequeños fue una motivación extra, ya que colaboramos en la mejora del espacio para desarrollar las clases, así como en la dotación del material necesario. Todo ello gracias a las aportaciones realizadas por nuestros familiares y amigos. También visitamos algunas de las familias de los niños para motivar  y concienciar a los padres de la importancia que tiene que sus hijos vayan a la escuela. Con estas visitas pudimos conocer las duras condiciones en las que viven los alumnos de la escuela.

Si alguien estuviera pensando en participar en algún proyecto de este tipo les diríamos que no lo dude ni un segundo, que vale la pena por todo, como experiencia personal y por lo que uno puede aportar al proyecto, ya que tanto los niños como el resto de implicados necesitan la colaboración de todos aquellos que la puedan prestar.Una experiencia única e inolvidable que todo el mundo debería vivir.
Creemos conveniente que los voluntarios conozcan de antemano todos los detalles posibles acerca de las necesidades y prioridades en la escuela y así poder preparar algunas cosas. Por ejemplo, en el hogar se  necesitaban sesiones de relajación para los niños y nos tocó improvisar, aún así fue todo un éxito.

Comentarios

Deja un comentario