Recibimos más de lo que damos

Saioa Belver (Gipúzkoa). Voluntariado en Guatemala.

Desde siempre, tuve el  sueño de colaborar con una ONG y este verano pude cumplirlo. Sabía que era algo que merecía la pena vivir y me ilusionaba la idea de poder ayudar a personas. Después de
buscar, me decidí por viajar con Cooperatour y ellos me ofrecieron el proyecto que mejor se adaptaba a mis habilidades. Desde la reserva de la plaza, tuve tiempo para ilusiones, miedos, dudas, preparativos… y en muchos momentos pensé si hacía bien viajando sola por esos lugares. Pero siempre tuve claro que no abandonaría la aventura.

Toda esa incertidumbre desapareció en el momento que puse lo pies en la escuela  de Jocotenango. Aquellos  niños me enseñaron lo importante que es ser feliz con bien poco. Es indescriptible la sensación del contacto con estas personitas que siendo tan pequeñas son capaces de hacerte sentir tanto.

Me encontré con unos profes geniales, haciendo una gran labor y devolviendo la ilusión a los más pequeños. También compartí esta gran experiencia con unas voluntarias estupendas que han hecho que la experiencia de viajar sola, una vez más, sea increíble. Y finalmente Doña Elsa, que ha sido una madre para todos nosotros, recibiéndonos en su casa y tratándonos como uno más de la familia.

Animo a todas las personas a vivir esta experiencia porque aún pensando que vamos a aportar muchísimo, recibimos más de lo que damos. Siempre se ha dicho que este tipo de experiencias te cambian la vida, pero yo diría que cambia la forma de verla y te hace crecer como persona. Gracias a tod@s por esta pequeña lección de vuelo.

Las ideas que merecen la pena no se han de comprender sino de vivir. Un sueño sólo puede triunfar sobre la realidad si se le dá la oportunidad.

Comentarios

Deja un comentario