Me siento profundamente enriquecido y agradecido

A través de Cooperatour, con quien establecí de antemano los proyectos que más se ajustaban a mi perfil, llegué al Centro de Voluntarios de Colombo la última semana de octubre de 2016, y por un periodo de 3 semanas, que acabé aumentando a 4 semanas. En el Centro de Voluntarios dormíamos, hacíamos todas las comidas y preparábamos las clases del día siguiente. Disponíamos de wifi y ordenador. El lugar es muy tranquilo, con un amplio jardín y terraza, lo que acabas agradeciendo porque Colombo es una locura de ciudad. La comida era local, apetitosa y variada, con un punto por debajo del picante habitual. Cada mañana, después del desayuno, cada uno de los voluntarios nos dirigíamos a nuestro destino junto a nuestro coordinador.

Yo participaba en dos proyectos, consensuados con los coordinadores: dar clases de inglés en un monasterio a monjes budistas entre los 9 y 16 años, y en una escuela pública a niños y niñas de 10 años. No fue fácil (sobre todo en el caso de los monjes, debido a la disparidad de niveles y al choque cultural), pero ha resultado una experiencia inolvidable. Es fundamental saber conectar con ellos e implicarse, y luego te lo agradecerán de mil maneras. Como en cualquier aspecto de la vida, cuanto más das más recibes. Gracias a estos dos proyectos educativos pude acceder además a la vida del país con una experiencia de primera mano (me invitaban a todas las celebraciones, hablaba con los otros profesores y directores, también con los monjes mayores…). Desde el viernes a mediodía hasta el lunes por la mañana viajaba por el país, y lo iba conociendo poco a poco. La convivencia con los otros voluntarios, que venían de todas partes del mundo, fue excepcional. También con los coordinadores, que estaban allí para lo que necesitaras; constituían el nexo a la cultura local (los códigos culturales son muy distintos entre Sri Lanka y España), y además eran muy permeables a nuevas ideas y modos de enfocar la enseñanza. Para mí ha sido un mes en el que he vivido de una manera extraordinariamente intensa un montón de experiencias nuevas. Me siento profundamente enriquecido y agradecido. La experiencia ha superado todas mis expectativas. Así que creo que repetiré el año que viene…

Comentarios

Antonio Garcia
marzo 24, 2017
Muy interesante
Cooperatour
marzo 28, 2017
Gracias!
denis-isaev
abril 21, 2017
Ser agradecido beneficia a otros. ?Cuantas veces te has sentido bien cuando otra persona te agradece algo? ?Cuantas veces has sentido tu trabajo valorado, tus ideas importantes, tu persona aceptada cuando alguien te agradece?
Nieves Perez
mayo 6, 2017
Muy interesante y entretenido
Nieves Perez
mayo 6, 2017
Extraordinaria , entretenido y educativo

Deja un comentario