Me sentí muy bien acogida y la labor que realiza este proyecto me pareció increíble

mujeres cocinando en la escuelaAlicia Pujol, Educadora Social. Barcelona.
5 semanas en Perú en el Centro de Terapias y Educación Especial, poblado rural de Huaro en Cuzco (Perú). Julio 2010.

Realmente ha sido una experiencia muy gratificante. Antes de ir al proyecto de Huaro estuve pasando unos días con otros voluntarios en Cuzco ya que eran días festivos y el proyecto no estaba en funcionamiento. Gracias a eso pude relacionarme con otros voluntarios en Perú que de otra forma hubiera sido muy difícil.

juegos en la escuelaAl llegar al proyecto esperaba encontrar unas condiciones bastante peores. Mi sorpresa fue grande ya que estaba todo muchísimo mejor de lo esperado. Los aspectos más positivos de mi estancia fueron el contacto con los niños y niñas del centro y la buena relación que tuve con los trabajadores y trabajadoras del centro. Me sentí muy bien acogida. Respecto a los aspectos que se podrían mejorar, pues supongo que siempre hay cosas que se pueden mejorar. Hay bastante personal por las tardes en los talleres, pero tal vez faltaría alguien más trabajando en el centro para los niños que están internos. Los voluntarios  allí en estos momentos son bastante necesarios.

La labor que realiza este proyecto es increíble. El hecho de intentar implicar a las familias de los niños/as con el proyecto participando en las actividades es de admirar. Cabe destacar la gran cantidad de actividades y talleres de los que disponen y la diversidad de niños que hay en la escuela. Recomendaría que las personas que quieran participar, si les es posible, que vayan para algunos meses. Yo estuve poco más de un mes y mi estancia se hizo muy corta!

Comentarios

Deja un comentario