Es mágico poder tocar a un animal tan impresionante como la tortuga Lora

voluntariado costa rica patriciab2 Patricia Bondia. Valencia. Licenciada en Biotecnología y estudiante de doctorado. 2 semanas de voluntariado en Costa Rica,  Protección y Rescate de tortugas marinas.

Lo primero que me fascinó cuando pise la playa fue el lugar donde vivíamos los voluntarios. Nuestra cabaña se encontraba en medio de la naturaleza, mirases donde mirases podías encontrarte con perezosos, iguanas, murciélagos, monos o incluso el sapo amigo que nos visitaba todas las noches llamado Oto. Nunca olvidaré es el momento que visité playa Matapalo por primera vez, ni es azul, ni con arena blanca, ni está tranquila, pero la sensación de naturaleza salvaje y energía que me transmitió es lo que me hizo comprender las dos palabras más escuchadas en Costa Rica: PURA VIDA!

Luego, empezó el momento de trabajar. Nuestras principales tareas eran: la vigilancia del vivero, donde cuidábamos y mimábamos los huevos de tortuga hasta que nacían, y patrullar por las noches 12 km de playa en busca de las tortugas, que es muy importante para encontrar los huevos antes de que los robaran los tortugueros.

¡Qué momento tan emocvoluntariado patriciabionante cuando caminando por la playa encontré mi primera tortuga! es mágico poder ver y tocar a un animal tan impresionante como la tortuga Lora. Pero mi momento favorito era estar vigilando en el vivero, que nacieran las tortuguitas y poder liberarlas en el mar. Ahí es cuando eres consciente de la importancia del trabajo de los voluntarios, proteger los huevos para poder restaurar el equilibrio perdido a causa de la sobreexplotación de recursos por parte del ser humano y evitar que desaparezcan del planeta estos animales tan fascinantes. Por otra parte, también realizábamos otros trabajos necesarios para el mantenimiento del proyecto como limpiar la playa, el lugar donde vivíamos, pintar, quitar hierbas…todo lo que fuese necesario para contribuir al mantenimiento del proyecto.

Y por supuesto, destacar las personas que conocí allí! Eran gente increíble, cada uno con una historia que contar y una manera de ver la vida, gente de diferentes países como Japón, Alemania, Sud África, Inglaterra y España. Y además, los voluntarios y organizadores locales que son personas maravillosas y llenas de energía que realmente disfrutan de lo que hacen y te reciben con una sonrisa haciéndome sentir desde el primer día increíblemente feliz en este lugar. Por otra parte, el proyecto está integrado en un pequeño pueblo costa rícense donde encontré gente muy agradable, siempre dispuesta a ayudarte y a enseñarte el pequeño paraíso donde viven.

Finalmente, dar las gracias a Cooperatour porque era la primera vez que viajaba sola y me dieron muchísima confianza al organizarlo todo, ayudarme a preparar el viaje y dándome contactos de confianza a los que pedir ayuda en caso de tener algún problema en Costa Rica.

Pura Vida y espero volver pronto!